!-- Google Tag Manager --> ga('require', 'GTM-TGRHNKR'); Alas para qué las quiero...
  • Tumblr - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle

Alas para qué las quiero...

En un rincón de la ciudad de León Gto, existe una pequeña escuela de ballet a cargo de la maestra Miriam Aydeé López Valadez, es una mujer llena de pasión y amor a la danza que se encarga de repartir parte de ese sentimiento a pequeños y pequeñas para seguir manteniendo éste hermoso arte. "Recuerdo aquel día en la casa de la cultura que en compañía de mi madre, por primera vez en mi vida fui espectadora de un baile de pequeñas bailarinas, fue entonces que mi corazón se lleno de emoción y supe que quería bailar, tenía apenas 6 años de edad".


Aydeé nos demuestra que los sueños son el resultado de un arduo trabajo, de intensos entrenamientos que aún cuando la piel sangra, los huesos duelen, la pasión sobrepasa cualquier adversidad, y así llega el día en el que por fin podemos demostrar a los demás que todo vale la pena pero sobretodo a nosotros mismos, así fue el sentimiento cuando participó en La danza azul, El lago de los cisnes, Gissel y el cascanueces.




"Sigo aprendiendo, cada obra, cada baile me llena de felicidad mi corazón y sobre todo, de una gran satisfacción".


Nunca dejo de entrenar, siempre escucho a mis maestros con dedicación, incluso a mis alumnas y alumnos porque ellos día a día nutren mi profesión, en diciembre del presente año se presentará en el teatro DEO seguro en "Dance Navidad" éste en especial es un baile que me genera mucho orgullo ya que participaré en pas de trois que consiste en la participación de 3 personas, seremos un bailarín, una compañera y yo.


Nuestro mayor estímulo sin lugar a dudas deber ser siempre el escucharnos, el pertenecer siempre fieles a nuestros ideales ya que en el camino siempre encontrarás personas que deseen verte caer, que juzgan tus proyectos, personas que ven competencia en ti y querrán meterte el pie, pero, si uno siempre tiene fijo lo que desea llegaremos hasta donde deseemos.

Definitivamente un impulso en mi vida es el sentimiento de llenar los corazones de niños y niñas de amor por el ballet, de poder plantar una semilla en ellos que podrán llevar siempre.


"Al bailar me siento segura, me olvido de todo, es una felicidad única el exigirme subir ésa pierna aún más, tener más empeine, mejorar mis piruetas, es una lucha para mejorar un reto conmigo misma, con cada movimiento expreso palabras que mi boca no logra articular".


No pretendo simular que todos mis sueños están realizados, me falta un largo camino por realizar , aún debo conocer Europa y así poder recorrer sus largos museos llenos de arte e historia, necesito viajar para así poder bailar una semana ¡qué más da, un mes completo! en la Academia de Ballet de París.

Mi escuela "Dance tutû" crecerá hasta ser la academia más reconocida del estado, pero para llegar ahí debo ir pirueta a pirueta relevé por relevé hasta lograrlo.






80 views