!-- Google Tag Manager --> ga('require', 'GTM-TGRHNKR'); Un café + un gato = El Gato negro

Un café + un gato = El Gato negro

Updated: Dec 21, 2018

Se me atravesó un gato negro y fuera de ser el augurio de mala suerte, fue una fiesta de sabores y sensaciones.

Caminamos por el viejo barrio de San Juan de Dios, en León Gto, la calle Altamirano para ser exactos recordando con mi hermana, esos mismos recorridos que en la niñez hacíamos de la mano de mis padres y tías.


La anaranjada tarde comenzaba a ceder a un hermoso manto estrellado que hacía resaltar las luces de las neverías y las sombras artificiales de los viejos árboles del barrio sobre el pavimento, cuando aparece el gato negro, así nada más de la nada justo antes de llegar a la calle Guillermo Prieto, mi sorpresa fue tanta, que logró abrir aún más mis ojos (que ya son grandes, seguro ocuparon la mitad de mi rostro) este gato negro de metal sobre la entrada, una gran barra de madera y paredes cubiertas con adustos retratos, de los que supongo son los ancestros de este gato negro, son la antesala a una acogedora experiencia de aromas y sabores, casi al instante olvidé mis pensamientos de malos presagios, brujas y calderos humeantes, para descubrir que es más que infundada, esa mala fama del gato negro.


Mis acompañantes y yo nos instalamos al fondo de un pequeño y hermoso patio, al revisar la carta las referencias felinas en todos los nombres de los bebidas y alimentos se hacían presentes…(Gato Negro, Gato Lechero, Siamés, Angora, Maine Coon, Garfield, etc.)




¡Un momento! Hay un can llamado “Pompetto” colado en la carta, con sabores de mazapán y rompope, ¡guau! quizás un desliz de alguien de la familia citada en la carta ¡y no lo culpo está delicioso!, hay para todos los gustos y edades, desde el más sobrio y fuerte café chiapaneco, hasta la más antojable combinación de sabores que dan forma a sus excelentes bebidas.


El pequeño caballero que nos acompaña se ha decidido por unos nuggets de pollo, debo admitir que no me emocionó su decisión, sin embargo, al ser presentados en la mesa, su apariencia no era para nada lo que suelen servir en otros lugares, así que sin ningún tapujo le he quitado uno por sorpresa y ante la mirada atónita de su madre me lo he llevado a la boca, ¡miau! es totalmente fresco y natural, recién horneado, ante tal descubrimiento decidimos probar un poco más de la carta…

Mientras ordenamos, la familia Rivas nos han confiado que el gato negro café, es de alcurnia gastronómica y que sus antecedentes datan de un ya famoso gato negro en la ciudad conocido por sus botanas y bebidas.


El descubrimiento fue sorprendente al ver el toque único y especial que sus anfitriones ponen en cada detalle, logran hacer una atmósfera cálida, en donde uno se siente como en casa.

Finalmente el tiempo transcurrió, todo fue delicioso, nos faltó barriga para degustar un poco más de estas deliciosas combinaciones de alimentos y café.


Así que no me crean nada, pero si visitan por casualidad o gusto el barrio de San Juan de Dios, vayan y comprueben por ustedes mismos la originalidad y exquisitez de un lugar que ahora escribe su propia historia, Gato Negro Café


Facebook: El Gato negro café

@elgatonegrocafeti


Hilda Ramírez

@hilrash

#VivaLaVida

#ElGatoNegroCafé


140 views
  • Tumblr - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle